HOTEL KAKTUS

byko-hotelkaktus-webres-52

UBICACIÓN

Calella

AÑO DE LA OBRA

2019

SOBRE EL PROYECTO

Gestión integral del proyecto de reforma del hotel (arquitectura, ingeniería e interiorismo) y cambio de categoría de 3 a 5 estrellas, que a lo largo de 5 años (2014 a 2019) ha pasado por tres fases principales. Una primera de reforma de recepción, espacio de comunicación vertical en ascensores y escaleras, y renovación total de montantes principales en suministros eléctricos y agua. Una segunda en reforma de 77 habitaciones. Una tercera en reforma de 124 habitaciones, sistema de climatización y de generación de ACS.

Durante todo este periodo de tiempo no sólo ha evolucionado el proyecto físico en sí, sino también su planteamiento funcional/logístico, modificándolo y adaptándolo a las necesidades que iban apareciendo a medida que se iba redactando y analizando el proyecto, obteniendo de esta forma, un producto actual donde no sólo hay lo que se ve, sino también todo un desarrollo interno que permite convertir ahora, este edificio, en un elemento con un elevado nivel de autogestión, conectado (adaptado a la era de la conectividad), con un sistema de gestión móvil, ecoeficiente, etc., un edificio capaz de acoger y tratar a cada cliente según sean sus necesidades, de manera individual y personalizada.

Son muchas las veces en que sentimos decir, «en ningún sitio como en casa», y si conseguimos que los clientes se sientan ¿»como o mejor que en casa»? no se trata sólo de tener un espacio acogedor, sino de sentirse en un espacio acogedor ¡¡¡¡sentirse en un espacio CÁLIDO!!!!

Esta gestión, no sin tropiezos, tuvo que ser capaz de irse adaptando a los nuevos requerimientos continuos, desde el anteproyecto inicial donde se analizó a fondo el rendimiento, calidad y dimensiones de los espacios y habitaciones, el uso y aprovechamiento de los mismos, a su equipamiento, coste, sistema de construcción, sistema de conectividad, planificación, etc, que culminó habiendo conseguido el objetivo de hotel 5 * dentro de los plazos fijados.

Ahora faltará educar al edificio, entenderlo y hacerlo crecer dentro de las infinitas posibilidades que le aportan las instalaciones y conectividad instaladas. Aunque, aparentemente, este edificio puede ser igual hoy que en 10 años, su gestión, funcionamiento, uso, etc, evolucionará paralelamente a los clientes y a las necesidades cambiantes, sean quienes sean, vengan de donde vengan.